estudiante oposion

¿En qué consiste una oposición?

Una oposición es un examen al que se presentan varias personas que desean ocupar uno o más puestos de trabajos iguales de una empresa u organización de la administración pública y de diferentes categorías profesionales, por ejemplo: policías, guardias civiles, abogados, maestros…

¿Qué se hace cuando se quiere opositar?  ¿Cómo funciona el proceso?

Todo dependerá del puesto al que nos queramos presentar, pero según el “Estatuto Básico del Empleado Público” aclara que los exámenes constarán en confirmar los conocimientos y capacidades de los aspirantes, desde forma oral o escrita, mediante pruebas físicas,y el dominio de otras lenguas extranjeras.

Una oposición, es un procedimiento con sus fases y plazos.

¿Qué requisitos hay que cumplir para presentarse?

  • Tener entre 16 y 65 años.
  • Ser español o tener nacionalidad española.
  • En algunos casos deberás tener una titulación exigida para la oposición a la cual te presentas.
  • Estar preparado para la capacidad funcional para la ejecución de las funciones al puesto que nos queremos presentar.
  • No tener antecedentes.
  • No estar inhabilitado para empleos o cargos públicos.

estudiantes oposiciones

¿Qué debemos de considerar para tener en cuenta al elegir la oposición?

Las oposiciones se dividen en tres grupos, A, B y C. Depende el nivel de formación que obtengamos previamente podremos opositar en diferentes niveles.

A: Graduado Universitario.

B: Técnico Superior.

C: Bachillerato.

C1: Graduado escolar.

C2: Puedes presentarte a plazas bajas y luego acceder de forma más rápida al puesto de funcionario.

¿Qué tipo de opciones hay para preparar las oposiciones? ¿Nos podemos presentar si se está trabajando?

Se puede estudiar por cuenta ajena o a través de una academia, donde te ofrecerán una orientación mas adecuada. La única guía para saber que hay que estudiar es través del programa que se incluye en cada convocatoria.

Cristina Villanúa comenta que “Para opositar tienes que hacer muchas renuncias y una de ellas son los tiempos de descanso, vas a tener que invertirlos en estudiar”. Compaginar la oposición con un trabajo complica las cosas, no es imposible, pero sí, es más difícil.