Todos en nuestra trayectoria académica hemos pasado por momentos de dificultad para sacar adelante nuestras materias. En ocasiones estas pequeñas dificultades pueden convertirse en problemas que te lleven a suspender el curso, por eso es importante reaccionar a tiempo. A la hora de estudiar, debes tener en cuenta que no conseguirás tu objetivo si no trabajas duro. ¿Cómo podemos solucionar este problema? Las primeras soluciones que siempre llevamos a cabo son: Prestar atención en clase: Es importante que estés receptivo…