Actualmente se le da mucha importancia al manejo del segundo idioma, por eso aprender inglés desde una edad muy temprana es la clave para afrontar tanto la vida laboral como la vida personal.

Es importante fomentar el uso del segundo idioma desde una edad temprana con el objetivo  de desenvolvernos tan fluidamente como si de la lengua materna se tratase.

Los educadores conocen la repercusión de su aprendizaje desde edades tempranas. Por ello, la implantación de su enseñanza en las aulas es necesaria para tratar con las habilidades y destrezas necesarias.

idiomas-infantil

Ventajas de aprender inglés en la infancia

Los expertos en educación afirman que el aprendizaje de la segunda lengua en los niños resulta mucho más práctico y efectivo, ya que los  menores asimilan la información de manera más sencilla y natural. A parte, las ventajas son infinitas. Algunas de ellas son:

  • Ayudan a la estimulación de la creatividad: Gracias a que el bilingüismo ejerce un gran impacto positivo al intelecto dotando a los estudiantes con las cualidades imprescindibles para la determinación de conflictos.
  • Desarrollan las actitudes de la tolerancia y comprensión, que se da por el interés a conocer otras culturas.
  • Contribuye a la fluidez de comunicación tanto en sus relaciones laborales como personales. Esta competencia adquirida de expresión ayuda a generar confianza gracias al conocimiento de otro idioma.
  • Mejora el disfrute en sus viajes. Los niños que no dominan más de un idioma no pueden apreciar detalles que de saber otro idioma tendrían.
  • Aumento de las oportunidades laborales. Dado que ya tendrán los conocimientos necesarios cuando lleguen a una edad adulta dispondrán de muchas más ofertas que aquellas que no dispongan de más de un idioma. Podrán tener la posibilidad de elegir en qué trabajarán el día de mañana. Por eso un tercio de las compañías actuales demanda trabajadores con un alto dominio del inglés como segundo idioma.